Niños felices en el Día Mundial de la Paz

Cada 21 de septiembre celebramos el Día Mundial de la Paz, un día en el que no importa nuestra procedencia, cultura o religión, todos nos sentimos unidos por un solo deseo, el de la Paz en el Mundo.

Y si esta paz es un ansiado tesoro para todos, nos parece más importante que los más vulnerables, los niños vivan en Paz. Está en nuestras manos proporcionarles el mejor ambiente para que crezcan en paz.

Para ello hoy os contamos diferentes secretos para hacer a los niños más felices, ¿quieres conocerlos?

 

  1. Juego libre, sin reglas ni supervisión

Apaga las pantallas, deja un hueco libre en su agenda y asegúrate de que tienen espacio para jugar de forma libre, solos o con otros niños. Deja que hagan volar su imaginación, que creen nuevos personajes, que vivan historias repletas de aventuras. El juego es un derecho fundamental de los niños y es nuestro deber que lo vean cumplido.

  1. Independencia

Para aprender deben saber que confías en ellos, que puedes dejarles que hagan las cosas por sí solos. Es mejor empezar con tareas simples ajustadas a sus capacidades y que vayan subiendo el grado de dificultad conforme vaya superando los diferentes retos planteados. Ésta será la base de su autoestima.

  1. Toma de decisiones

Los niños son guiados la mayor parte del tiempo, en sus horarios, en sus actividades, deberes, etc. Apenas tienen influencia sobre lo que ocurre a su alrededor. Si todavía son muy pequeños no podemos dejar el peso de una decisión importante en sus manos, pero podemos empezar con cosas pequeñas como decidir qué fruta quiere tomar a media mañana, qué camiseta ponerse, etc.

  1. Hábitos saludables

La infancia es una etapa de aprendizaje constante. Los niños absorben todo aquello que ven y es necesario que los adultos les enseñemos hábitos saludables como las rutinas y los horarios de comidas, higiene y sueño, e incluir también en esta rutina el deporte y la lectura.

  1. Solidaridad y gratitud

Aunque parece obvio, son dos capacidades que es necesario inculcar en los más pequeños. Las personas  que se interesan por contribuir al bienestar de su alrededor tienden a ser más felices que los que no lo hacen.  Podemos empezar con cosas pequeñas como la donación de ropa que se les ha quedado pequeña o la donación de juguetes que ya no usan.

  1. Sentirse queridos y escuchados

Cuando los niños saben que sus padres les quieren y les apoyan sin importar nada, son más propensos a tomar riesgos saludables. Tienen mayor confianza en sí mismos están seguros de sus decisiones.

Son algunos consejos, pero seguro que se te ocurren muchos más, déjanos tus comentarios en Facebook https://www.facebook.com/toysmaniatic/

Imprimir